• por noreply@blogger.com (Manel Simó) el día enero 19, 2019 a las 10:18 am

    FALSAS SEGURIDADESSe observa cada vez más en nuestro entorno una gran dificultad para controlar todas las situaciones que se presentan.Una de las máximas ansias y aspiraciones del ser humano es, sin duda, poder dominar la realidad con la que se enfrenta, pero esto no siempre es así, y entonces surgen los enojos y los desánimos. Nos hallamos ante una sociedad hambrienta de seguridades, con el consiguiente peligro de caer en manos de quienes pretenden manipularnos con soluciones mágicas...Alguien ha escrito que a los sabios se les reconoce por sus preguntas, y a los inteligentes por sus respuestas, pero hoy, sin embargo, en medio de nuestros miedos e impotencias, tenemos el peligro de idolatrar vendedores de humo...Se diría, pues, que el ser humano ha perdido gran capacidad de su identidad como animal racional para convertirse en el más irracional de los seres...Cuando nos vemos incapaces de dominar nuestra propia mente, nuestras emociones y nuestro interior, dimitimos de nuestra personalidad y nos convertimos en víctimas propicias para cualquiera que pretenda vendernos falsas seguridades.Valga esta reflexión para explicarnos algunas de las cosas inexplicables que están sucediendo hoy en el mundo de la política y de la convivencia humana. Esperemos, una vez más, que el tiempo conteste muchas de nuestras preguntas, o, por lo menos, haga que ya no lleguen a importarnos las respuestas...Para ser feliz hay que mantener siempre el sosiego de la paz. Y la paz es compatible con las  incertidumbres. […]