No es ninguna novedad que una de las preocupaciones importantes en nuestro día a día es la crisis y todos reconocemos que para muchas familias es un grave problema, de difícil solución, que lamentamos profundamente.

La economía parroquial también se resiente

La economía de la parroquia no esta al margen de esta realidad y también se resiente con fuerza, por ese motivo procuramos buscar soluciones para poder hacer frente a los gastos que lleva la propia actividad parroquial.

Hemos de añadir que la mayor parte de nuestra feligresía lo constituyen personas de edad avanzada, posiblemente con pensiones limitadas y, por tanto, con pocas posibilidades de ser espléndidos con sus donativos.

Por otro lado, los ingresos parroquiales por donativos extraordinarios, voluntarios y no obligatorios, por lo que se refieres a Bautizos, Primeras comuniones, Bodas o Funerales, se han reducido considerablemente tanto en número como en sus importes.

Añadamos que el movimiento diario de la parroquia con celebraciones litúrgicas, servicios pastorales, centro de catequesis, Cáritas parroquial, locales de Cáritas diocesana, aportaciones por ayudas, mantenimiento y conservación del edificio, etc., tiene un coste que en conjunto es importante y éste, por lógica, lo hemos de soportar los feligreses.

No debemos ni podemos esperar que funcione por sí sólo

Y nuestra parroquia tiene grandes proyectos, como ahora es la colocación de aire acondicionado y calefacción, siendo la única parroquia en la ciudad que no dispone de esta mejora.

Ante esta realidad, el Grupo de economía de esta parroquia planteamos la necesidad de encontrar soluciones para resolver la problemática a nivel parroquial. Ha de quedar claro que el planteamiento es de nuestro grupo y no del sacerdote de la parroquia. La economía particular de los sacerdotes no varía en función de las recaudaciones de cada una de las parroquias.

¿Qué podemos hacer

  1. El sistema actual de pasar la bandeja durante las misas cumple su misión pero es insuficiente para el mantenimiento de los servicios e instalaciones parroquiales. (Recaudación media semanal: 125 euros).
  2. Creemos que se podría establecer un sistema de donativos periódicos como aportación a la parroquia, por familia, con el importe que libremente se decida por supuesto con garantía de máxima confidencialidad. Las donaciones se pueden hacer mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. Este sistema tiene ventajas fiscales porque permiten tener entre un 35% y 80% de desgravación de lo aportado en la Declaración de renta al año siguiente (35% si es una sociedad).
  3. Las aportaciones o donativos también se pueden realizar de forma anónima si por motivos particulares no se quiere que trascienda.
  4. Cada vez que pedimos a la Iglesia una celebración extraordinaria, tanto si es por un motivo de júbilo familiar o momentos de duelo, todos tendríamos que ir tomando conciencia que es conveniente hacer una aportación voluntaria para ayudar a las necesidades parroquiales. No es una propina para el oficiante sino una forma de agradecimiento personal de la familia a la parroquia.

Estamos a vuestra disposición para toda clase de aclaraciones que os puedan interesar y también abiertos a recibir toda clase de colaboración, sugerencia o participación personal en las labores de servicio a la parroquia.

Contacta con la parroquia para cualquier consulta, pinchar aquí.

Icon

Hoja colaboración de donativos 13.13 MB 4 downloads

Imprime y rellena esta hoja para poder colaborar con el donativo que elijas. Llevalo...
Total Page Visits: 551 - Today Page Visits: 1
Català CA Español ES