Evangelio de San Juan 1, 29-34

Escucharemos hoy una lectura del Evangelio de san Juan.
La liturgia del próximo domingo se encuentra todavía muy influenciada
por la celebración del Bautismo que tuvo lugar el domingo pasado.
Por eso no se lee el evangelio de san Mateo, que es el que se seguirá este
año, sino que se proclama la versión que ofrece el evangelista Juan sobre
el testimonio que ofrece Juan Bautista sobre Jesús después de su
bautismo, utilizando la imagen bíblica del Cordero.

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO (Cardenal Verdier)

Oh, Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre
lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección para progresar
y perfección al acabar.
Amén.

Lectura del Evangelio de San Juan 1 ,29-34

Al día siguiente Juan vio acercarse a Jesús y dijo:
“Ahí está el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. De él yo
dije: Detrás de mi viene un hombre que es más importante que yo,
porque existía antes que yo, Yo no lo conocía, pero vine a bautizar con
agua para que él fuera manifestado a Israel.”
Juan dio este testimonio:
“Contemplé al Espíritu, que bajaba del cielo como una paloma y se
posaba sobre él. Yo no lo conocía; pero el que me envió a bautizar me
había dicho: Aquel sobre el que veas bajar y posarse el Espíritu es el que
ha de bautizar con Espíritu Santo. Yo lo he visto y atestiguo que él es el
Hijo de Dios.”

COMENTARIO DEL EVANGELIO PROCLAMADO

La sangre del Cordero degollado liberó a los israelitas del exterminio, la
noche en que huyeron de Egipto, e hizo posible, de esta manera, la
liberación de la esclavitud, y esto será también Jesús: un liberador de
esclavitudes.

La liberación de Jesús será la liberación del pecado del mundo, es decir
del pecado común a toda la humanidad, que es la inclinación a hacer
el mal, situación que la deshumaniza.
Jesús, como dirá la liturgia de la Misa, es el Cordero de Dios que viene a
quitar el pecado del mundo.

Este Cordero sacrificado es el Hijo de Dios, tal como explícitamente
reconoce Juan Bautista: Yo lo he viso y doy testimonio de que este es el
Hijo de Dios…

Jesús como liberador del mal es el primero de tantos otros Corderos de
Dios actuales: víctimas inocentes que cargan con las injusticias, las
marginaciones y los individualismos presentes en nuestra sociedad…
El sacrificio de Jesús no fue inútil, como tampoco lo es el de tantos
hombres y mujeres que entregan su vida por y para la liberación integral
de las personas.

Hoy más que nunca las palabras de la Misa: Cordero de Dios que quitas
el pecado del mundo, ten piedad de nosotros, tienen plena actualidad.
Y también la última invocación: Cordero de Dios que quitas el pecado
del mundo, danos la paz.

Nuestro interior necesita liberación y paz.

COMENTARIO-2

Las primeras comunidades cristianas se preocuparon de diferenciar bien
el bautismo de Juan, que sumergía a las gentes en las aguas del Jordán
y el bautismo de Jesús, que comunicaba su Espíritu para limpiar, renovar
y transformar el corazón de sus seguidores. Sin ese Espíritu de Jesús, la
Iglesia se apaga y se extingue.

Por eso son necesarios para la Iglesia de hoy “evangelizadores con
Espíritu” que se abran sin miedo a su acción y encuentren en ese Espíritu
Santo de Jesús “la fuerza para anunciar la verdad del Evangelio con
audacia, en voz alta y en todo tiempo y lugar, incluso a contracorriente.
Todo esto lo hemos de descubrir por experiencia personal en Jesús. De
lo contrario, a quien no lo descubre, “pronto le falta fuerza y pasión; y
una persona que no está convencida, entusiasmada, segura,
enamorada, no convence a nadie”.

ORACIÓN:

PadreNuestro.

Os informamos que el próximo encuentro será el viernes 21 de febrero a
las 19:30 (tercer viernes de mes). En: Parroquia N.S. Salas
El miércoles día 5 de febrero, lectura compartida Evangelio de Marcos.
el grupo: Carme, Amparo, Roser, Manuel, Paco, Eulogi y Mn. Manel
Simó, agradecemos vuestra confianza que depositáis en nosotros.

Total Page Visits: 263 - Today Page Visits: 1
Català CA Español ES