Evangelio de San Marcos 9, 38-43, 45, 47-48 , septiembre de 2018 Parroquia N.S. Salas, Viladecans.

 


Evangelio de San Marcos, 9, 38-43, 45, 47-48

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús:
“Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo
hemos querido impedir, porque no es de los nuestros”.
Jesús respondió:
“No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede
luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor
nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al
Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice
a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el
cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer,
córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al
infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más
te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno.
Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de
Dios, que ser echado con los dos ojos al infierno, donde el gusano no
muere y el fuego no se apaga”

COMENTARIO DEL EVANGELIO
El texto de hoy del evangelio de san Marcos nos advierte, en primer lugar,
sobre una de las formas de hacer de las personas creyentes, que nos
pueden apartar del estilo de Jesús; como es la intolerancia.
El apóstol Juan quería poner prohibiciones y discriminaciones “a los que
no son de los nuestros”; y diciendo de “los nuestros”, nos podríamos
referir a los que no tienen nuestras ideas políticas, sociales, religiosas, etc.
Jesús, deja muy claro que “quien no está contra nosotros, está con
nosotros”.
Las personas, por encima de nuestras ideologías, somos personas, y quien
trabaja a favor de las personas se encuentra en la línea del evangelio de
Jesús. Una cosa son las discrepancias y otra las intolerancias. Por tanto, es
necesario siempre sumar y multiplicar, en lugar de restar o dividir.
Hay aún un segundo punto que hay que considerar en este evangelio.
Porque aparte de las intolerancias en el trato con los que no piensan como
nosotros, hay algo que conviene evitar, el hecho de no escandalizar.
Jesús vuelve a hablar de los “pequeños”, es decir, de las personas débiles,
y alerta contra cualquier acción que escandalice y, por tanto, que les
pueda alejar de Él.
Es lo que preocupa a Jesús. Que entre los suyos haya quien “escandalice a
uno de esos pequeños que creen”.Que entre los cristianos haya personas
que, con su manera de actuar, hagan daño a creyentes más débiles y los
desvíen del mensaje y el proyecto de Jesús. Sería desvirtuar su
movimiento.
Esta actitud es la que verdaderamente Jesús denuncia con durísimas
palabras.
Este repaso del evangelio de hoy nos esta reflexión:
Fuera de la Iglesia católica hay en el mundo un número incontable de
hombres y mujeres que hacen el bien y viven trabajando por una
humanidad más digna, más justa y más liberada. En ellos está vivo el
Espíritu de Jesús. Hemos de sentirlos como amigos y aliados, no como
adversarios. No están contra nosoros, pues están a favor del ser humano,
como estaba Jesús.

Grupo de Vine i Veuras de las parroquias de Viladecans formado por:
Amparo, Asun, Carme, Roser, Manuel, Paco y Eulogi, y con la
colaboración de Mn. Manel Simó.
Próximo encuentro será el viernes 19 de octubre a las 19:30 (tercer viernes de mes).