Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.
Que la gracia del Señor Jesús sea con todos. Amén.
Català CA Español ES